miércoles, 14 de diciembre de 2011

La Bahía de Cádiz como punto clave en la migración post-nupcial de los limícolas europeos

Que la Bahía de Cádiz es un punto caliente en la migración de los limícolas de buena parte de Europa no se le escapa a ningún buen pajarero que se precie. Su situación estratégica la hace privilegiada en este sentido e innumerables hectáreas de marisma, fangos del saco interno de la Bahía en bajamar y salinas todavía en producción (algunas de ellas) conforman un lugar idóneo en el que parar a reponer fuerzas en el duro viaje post-nupcial.

Durante este otoño tuve la oportunidad, como ya comenté anteriormente, de llevar a cabo un pequeño proyecto de anillamiento de limícolas en el Parque Natural Bahía de Cádiz. En lo que se refiere estrictamente a la zona de Río Arillo-Tres Amigos, tan sólo capturé un total de 30 aves, pero sin embargo tuve dos buenas sorpresas en forma de recapturas, ambas internacionales:

Vuelvepiedras (Arenaria interpres):

Vuelvepiedras (Arenaria interpres). Remite: STAVANGER MUSEUM NORWAY
Este bonito vuelvepiedras fue recapturado por mí el día 28 de septiembre. Su remite STAVANGER MUSEUM NORWAY nos deja claro el país en el que fue anillado y podemos establecer -al menos- este recorrido:


Son más de 3000 km en línea recta, pero sin duda fue bien distinto su recorrido, seguramente costeando, aumentando de manera significativa esta cifra.


Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula):

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula). Remite: MUS BOX 5320 REYKJAVIC ICELAND
Apenas una semana después, durante una demostración de anillamiento para un grupo de presos, llegó la segunda sorpresa. Cuando fuimos a desmontar los cepos había un chorlitejo grande, ya anillado. Al leer el remite la alegría fue aún mayor: MUS BOX 5320 REYKJAVIC ICELAND.

Su viaje:


Éste posiblemente hizo alguna parada en las islas británicas y en la costa francesa y/o cantábrica, antes de ir a parar a nuestra Bahía de Cádiz. Un más que considerable viaje.


Son sólo dos muestras, quizá afortunadas también, pero sin duda el hecho de que de tan sólo 30 individuos, dos sean recapturas y además internacionales (índice de recaptura del 6,67%) habla a las claras de que es una zona muy interesante para llevar a cabo proyectos con estas aves y ayudar a conocer un poco más sobre los movimientos de estas pequeñas.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Archibebe claro (Tringa nebularia)

Como ya comenté en mi anterior post, el pasado 30 de noviembre capturé un archibebe claro (Tringa nebularia) en pleno Pinar de La Algaida. Un ejemplar de la misma especie -muy probablemente el mismo- llevaba viéndose los últimos días en la laguna hipersalina y posiblemente ya cayó en la misma red una semana antes, pero hizo gala de un escapismo exquisito, seguido de una aclaradora a la par que sonora voz de alarma mientras que huía (fue todo el testimonio que tuvimos de la supuesta captura). Esta vez, sin embargo, no le fue tan fácil la huída, a pesar de tratarse de redes para paseriformes, y pudimos deleitarnos con la sorpresa.


Su aspecto general recuerda más a un "juvenil de cigüeñuela con las patas verdes" que a su pariente cercano, el archibebe común (Tringa totanus). En la siguiente foto muestro el detalle de la coloración de las patas: 


Esta ave invernante en la Bahía de Cádiz es algo mayor que el mencionado T. totanus, y carece de las bandas alares blancas que éste posee, además de tener tonalidades más claras en las plumas del dorso, pico más largo y curvado hacia arriba y ausencia de tonalidades naranjas en pico y patas.

Comparativa entre archibebe claro (arriba) y archibebe común (abajo)

Para acabar, un par de fotos más de los detalles del ala y la cola:



sábado, 10 de diciembre de 2011

Final del paso post-nupcial e invernada en el Pinar de La Algaida (Puerto Real)

Hoy escribo estas líneas para hablar un poco sobre el trabajo que he estado desarrollando durante estas semanas en el Pinar de La Algaida (Puerto Real). Diversas han sido las entradas que he publicado y más aún las que se me han quedado en el tintero para hablar sobre este rincón del Parque Natural Bahía de Cádiz. El Parque es bien conocido por sus limícolas y sus acuáticas, pero no así tanto por sus comunidades de paseriformes y en este sentido el Pinar de la Algaida es prácticamente el único refugio que estas aves tienen entre marismas y núcleos urbanos. Aún siendo un lugar bastante transitado por pescadores, paseantes y -digámoslo así- por gente con una pinta un tanto sospechosa, este pinar sigue albergando una gran riqueza en lo que a avifauna se refiere.

Atardecer en el Pinar de La Algaida
En un total de nueve jornadas de anillamiento repartidas en siete semanas, he capturado un total de 277 aves, de las cuales 261 fueron nuevos anillamientos y las 16 restantes autocontroles, es decir, aves ya anilladas por mí en los días anteriores:


Científico Castellano Anillamientos Recapturas Total
Phylloscopus collybita Mosquitero común 85 2 87
Sylvia atricapilla Curruca capirotada 73 3 76
Erithacus rubecula Petirrojo europeo 23 7 30
Carduelis chloris Verderón común 25 1 26
Turdus philomelos Zorzal común 11
11
Sylvia melanocephala Curruca cabecinegra 8 1 9
Phoenicurus ochruros Colirrojo tizón 7
7
Turdus merula Mirlo común 7
7
Fringilla coelebs Pinzón vulgar 7
7
Passer domesticus Gorrión común 6
6
Alcedo atthis Martín pescador 1 2 3
Parus major Carbonero común 2
2
Troglodytes troglodytes Chochín común 1
1
Anthus pratensis Bisbita común 1
1
Tringa nebularia Archibebe claro 1
1
Certhia brachydactyla Agateador común 1
1
Prunella modularis Acentor común 1
1
Acrocephalus scirpaceus Carricero común 1
1

Total 261 16 277

Una suma de 18 especies distintas no está nada mal, si bien habría que mencionar que bastantes especies fueron vistas u oídas con asiduidad durante las jornadas, pero no fueron sin embargo capturadas, como es el caso del jilguero (Carduelis carduelis), verdecillo (Serinus serinus), pito real (Picus viridis), lavandera blanca (Motacilla alba), etc.
 
De entre todas las especies anilladas, llaman la atención especialmente cuatro:

Martín pescador (Alcedo atthis): Se trata de una hembra joven que al parecer está invernando en la laguna hipersalina y que fue anillada el 23 de noviembre y recapturada otras dos veces en las siguientes dos semanas.

Martín pescador (Alcedo atthis) - Hembra joven

Archibebe claro (Tringa nebularia): Es bastante inesperado capturar un limícola en un pinar, más aún si se trata de esta especie, que aún no siendo considerada como "rara", no es nada habitual en jornadas de anillamiento, todavía más por lo singular del lugar. Gran sorpresa.

Archibebe claro (Tringa nebularia)
Acentor común (Prunella modularis): Especie bastante abundante en otros hábitats y habitualmente más ligada a zonas más frías. Es siempre singular capturar un acentor común en plena Bahía de Cádiz.

Acentor común (Prunella modularis)

Carricero común (Acrocephalus scirpaceus): Sin duda una de las especies más anilladas en España, pero que entra dentro de los márgenes de la singularidad por lo tardío de su aparición (18 de noviembre) y además cargado con abundante grasa, lo que inequívocamente nos lleva a  pensar que aún estaba en plena migración hacia el continente negro.

Carricero común (Acrocephalus scirpaceus)
Me gustaría también dar las gracias a tod@s l@s que me han acompañado, me han hecho más ameno el tiempo allí y además me han ayudado con el trabajo. 

Seguiremos informando.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Anillamiento en el Pinar de la Algaida 11/11/2011

Hoy me acompañaron en mi aventura "Algaidera" Lolo Chaparro y Manolo Jiménez. Nos amenizaron la mañana el ya habitual martín pescador (Alcedo atthis) de la laguna hipersalina, un precioso bando de siete cigüeñas negras (Ciconia nigra) y el elegante y a la par escandoloso vuelo del pito real (Picus viridis), que se movía de pino en pino a su antojo. También contabilizamos los primeros bandos numerosos de cormorán grande (Phalacrocorax carbo), que un año más a buen seguro darán que hablar.

En lo que al anillamiento se refiere, prosiguió la normalidad de los días anteriores, con cifras parecidas y una mezcla de las especies hasta ahora capturadas, para un total de 29 aves de 8 especies.

Primero plano de Mirlo (Turdus merula) macho adulto

La jornada en números:

Castellano Científico Inglés Número
Mosquitero común Phylloscopus collybita Common Chiffchaff 15
Curruca capirotada Sylvia atricapilla Blackcap 4
Zorzal común Turdus philomelos Song Thrush 1
Mirlo común Turdus merula Blackbird 2
Petirrojo europeo Erithacus rubecula Robin 2
Verderón común Carduelis chloris Greenfinch 3
Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros Black Redstart 1
Curruca cabecinegra Sylvia melanocephala Sardinian Warbler 1

Por desgracia, aún se pueden encontrar restos de la ignorancia y falta de respeto por el entorno, como la percha de la foto:

Percha usada por los furtivos para matar paseriformes

Queda mucho trabajo por hacer...

martes, 8 de noviembre de 2011

Y volvieron las capirotadas...

Una mañana más, volví al Pinar de la Algaida, esta vez acompañado por Alberto Álvarez, Esther Díaz, Ana Recio y Cristina Rodríguez. Antes de las 8 ya habíamos montado las tres redes de rigor (en los mismos sitios) y estábamos dando buena cuenta de un desayuno digno de una buena venta.



Mantuvimos las redes abiertas hasta las 12:00, para capturar un total de 33 aves (incluidos dos autocontroles) de siete especies distintas, dónde los mosquiteros comunes (Phylloscopus collybita) volvieron a teñir de verde oliva la jornada y las currucas capirotadas (Sylvia atricapilla) hicieron acto de presencia después de su inesperada ausencia en la mañana de ayer.

Por otro lado, la nota de color la pusieron un precioso agateador común (Certhia brachydactyla) y un joven colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) con leucismo parcial, sólo en una terciaria de su ala derecha.

Agateador común juvenil (Certhia brachydactyla)

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) con leucismo en terciaria

La jornada en números:

Castellano Científico Inglés Número
Mosquitero común Phylloscopus collybita Common Chiffchaff 12
Agateador común Certhia brachydactyla Short-toed Treecreeper 1
Curruca capirotada Sylvia atricapilla Blackcap 9
Petirrojo europeo Erithacus rubecula Robin 5
Curruca cabecinegra Sylvia melanocephala Sardinian Warbler 2
Verderón común Carduelis chloris Greenfinch 3
Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros Black Redstart 1

lunes, 7 de noviembre de 2011

Anillamiento en el Pinar de la Algaida 07/11/2011

Hoy volví al Pinar de La Algaida (Puerto Real, Cádiz), para seguir con una nueva jornada de anillamiento. Una mañana muy fresca, casi más propia de un anticiclón invernal que de primeros de noviembre.

De las tres redes que instalé el pasado día 31, sólo coloqué dos esta vez, prescindiendo de la que el día anterior había capturado menos aves y manteniéndolas abiertas desde las 8:30 hasta las 12:00, para un total de 28 aves de seis especies distintas.

La jornada me sirvió para constatar que el paso post-nupcial está dando sus últimos coletazos y que prácticamente nos encontramos sumergidos de lleno en la invernada. Las currucas capirotadas (Sylvia atricapilla) que fueron las más abundantes en la anterior experiencia en el mismo lugar, esta vez no se dejaron ni oler, dejando su sitio a los mosquiteros comunes (Phylloscopus collybita) que representaron el 50% de las capturas matinales, de los cuales todos menos dos cayeron en la primera ronda y en la misma red.

Mosquitero común (Phylloscopus collybita)

También hizo acto de presencia en la jornada de hoy el siempre bienvenido zorzal común (Turdus philomelos):

Zorzal común juvenil (Turdus philomelos)

La jornada en datos:

Castellano Científico Inglés Número
Mosquitero común Phylloscopus collybita Common Chiffchaff 14
Mirlo Turdus merula Blackbird 1
Pinzón vulgar Fringilla coelebs Common Chaffinch 2
Petirrojo europeo Erithacus rubecula Robin 4
Zorzal común Turdus philomelos Song Thrush 4
Verderón común Carduelis chloris Greenfinch 3

jueves, 3 de noviembre de 2011

Anillamiento de limícolas en la Bahía de Cádiz con códigos de colores

Actualmente coordino y ejecuto un pequeño proyecto de anillamiento de limícolas en paso post-nupcial e invernada en la Bahía de Cádiz, con la ayuda inestimable del Parque Natural Bahía de Cádiz, de su Red de Voluntarios ambientales y de los voluntarios propios de la Asociación Ornitológica Ardea, que asiduamente me acompañan en las jornadas que llevamos a cabo. El método de captura utilizado son las trampas de paso, inocuas para el ave y que permiten anillar de día.

Dentro de este proyecto de anillamiento de limícolas, cuyos resultados posiblemente vaya publicando por este mismo medio, marcamos con códigos de colores a los individuos de cuatro especies en concreto: Correlimos tridáctilo (Calidris alba), correlimos menudo (Calidris minuta), correlimos zarapitín (Calidris ferruginea) y correlimos común (Calidris alpina). Estos códigos me los facilitó Francisco Hortas, quien a su vez los tiene registrados en el International Wader Study Group. En el caso de Calidris alba, la combinación de anilla roja y metálica las reconoce inmediatamente como anillado en la Bahía de Cádiz.

Nomenclatura y lectura:

Colores:

B: Blanco
AM: Amarillo
NR: Naranja
R: Rojo
AC: Azul claro
V: Verde
NG: Negro
M: Metálica

Orden de lectura:


Pata izquierda/Pata derecha (siempre de arriba abajo)

Ejemplo:

Calidris ferruginea M,V/V,B


Los individuos que han sido marcados con estos códigos de color hasta ahora son los siguientes:
Colour-marked shorebirds at Bahía de Cádiz (Southern Spain)


Científico Español Inglés CÓDIGO COLOR
Calidris alpina Correlimos común Dunlin NG,NR/M,NR
Calidris alpina Correlimos común Dunlin B,R/M,NR
Calidris alpina Correlimos común Dunlin AM,R/M,NR
Calidris alpina Correlimos común Dunlin NR,R/M,NR
Calidris minuta Correlimos menudo Little stint M,V/NR,B
Calidris minuta Correlimos menudo Little stint M,NG/NR,B
Calidris minuta Correlimos menudo Little stint M,B/R,B
Calidris minuta Correlimos menudo Little stint M,B/AC,B
Calidris minuta Correlimos menudo Little stint M,AM/AC,B
Calidris minuta Correlimos menudo Little stint M,NR/AC,B
Calidris ferruginea Correlimos zarapitín Curlew sandpiper M,V/V,B
Calidris alba Correlimos tridáctilo Sanderling R,R/M,R,R
Calidris minuta Correlimos menudo Little stint M,AC/AC,B
Calidris alpina Correlimos común Dunlin B,V/M,NR
Calidris alpina Correlimos común Dunlin AM,V/M,NR
Calidris alba Correlimos tridáctilo Sanderling R,V/M,R,R
Calidris ferruginea Correlimos zarapitín Curlew sandpiper M,NG/V,B
Calidris alpina Correlimos común Dunlin NR,V/M,NR


En caso de detectar en el campo alguno de los individuos aquí mencionados, rogaría se pusiera en contacto conmigo personalmente enviando un email a pablo.barrena@gmail.com.

¡Gracias por vuestro esfuerzo y colaboración!

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Passo di Spino 2011 (Progetto Alpi) 21-27 octubre

Este año decidimos repetir la experiencia del año pasado y volvimos al Passo di Spino, en la provincia de Brescia (Italia) al pié del precioso lago de Garda, para participar del Progetto Alpi (Fauna Viva). A diferencia de 2010, Alberto Álvarez no pudo acudir a su cita alpina, pero en contrapartida sí lo hizo Marce Romo. Alberto Plata y un servidor no nos quisimos perder una nueva semana de migración en tan bello lugar.














Al llegar el miércoles 19 de octubre a Toscolano-Maderno, lugar de encuentro con Severino Vitulano y Andrea Galimberti, nos esperaba un día plenamente otoñal, en comparación con el calor andaluz que nos despidió en Sevilla. Lluvia, niebla y fresco nos dieron la bienvenida a los Alpes. Cargamos las maletas en los coches y nos dispusimos a subir los cincuenta minutos de carril que conducen hasta los 1100 metros de altitud del Passo di Spino donde nos encontraríamos con un nuevo español: Fernando.




Después de instalarnos y de que la lluvia cesara, llegó por fin la hora de abrir las redes. La tormenta se fue, pero dejó tras de sí una densa niebla intermitente y un frío más que considerable (como se ve en la foto) que fue la tónica general de todos los días de nuestra estancia. Consejo para los gestores del proyecto: unos palos para subir y bajar las redes que sean algo más homeotermos.




El día 20 amaneció lloviendo y entre una niebla muy densa, que no nos dejaba ver el sol y que sólo era atravesada por el canto del pito negro (Dryocopus martius) y del gallo lira (Tetrao tetrao). En nuestro segundo día, sólo pudimos desplegar las redes un rato y las capturas fueron meramente testimoniales:


20/10/2011
Fringilla coelebs 12
Erithacus rubecula 3
Troglodytes troglodytes 2
TOTAL 17


El día 21 lo iniciamos ya desde el alba para agotar todas las horas de sol. La primera sorpresa saltó cuando todavía el sol no había hecho acto de presencia. Un jovenzuelo mochuelo boreal (Aegolius funereus) cayó en las redes en un más que posible movimiento de dispersión. Como ya comenté en el anterior post tan sólo jóvenes y algunas hembras se mueven de sus territorios.
 


Cuando todavía no habíamos tenido tiempo de asumir el hecho de que habíamos tenido entre nuestras manos una lechuza de Tengmalm, apareció Andrea con una nueva sorpresa, tanto para Alberto Plata como para mí: un nuevo joven, esta vez de gavilán (Accipiter nisus) que tal vez un poco desorientado o en plena persecución de algún paseriforme, entró en las redes. Me cedieron la oportunidad de anillarlo yo, no si previamente haber tenido muchísimo cuidado para extraerlo del colector en el que nuestros compañeros italianos lo habían introducido, ya que se defendía como gato panza arriba. Tras el procesado, sacamos unas bellas instantáneas:



Después de las novedades tan galácticas, la jornada transcurrió de forma más o menos normal, obteniendo los siguientes resultados:


21/10/2011
Aegolius funereus 1
Erithacus rubecula 10
Turdus philomelos 1
Fringilla coelebs 38
Coccothraustes coccothraustes 16
Regulus regulus 3
Carduelis chloris 2
Carduelis spinus 7
Accipiter nisus 1
Prunella modularis 1
TOTAL 80

El siguiente día fue claramente el día del festival del picogordo (Coccothraustes coccothraustes). Fue la especie más capturada y anillada, por encima incluso del omnipresente pinzón vulgar (Fringilla coelebs). Pusieron a prueba nuestras habilidades para sacarlos de las redes sin sufrir sus dolorosos picotazos, capaces de partir el hueso de una cereza, aunque nadie se libró de alguna que otra marca en los dedos.



22/10/2011
Turdus philomelos 2
Erithacus rubecula 13
Phoenicurus ochruros 2
Regulus regulus 9
Troglodytes troglodytes 4
Turdus merula 1
Anthus pratensis 1
Carduelis spinus 5
Coccothraustes coccothraustes 23
Emberiza cia 1
Fringilla montifringilla 2
Turdus viscivorus 1
Serinus serinus 3
Cyanistes caeruleus 1
Motacilla alba 1
Prunella modularis 1
Fringilla coelebs 20
TOTAL 90

Los dos siguientes días, 23 y 24, seguimos con un buen paso de picogordo, pero el rey fue el pinzón vulgar, seguido de lejos por el petirrojo, dos especies muy representativas del tipo de hábitat en el que estábamos inmersos.





23/10/2011
Erithacus rubecula 16
Turdus merula 1
Troglodytes troglodytes 3
Turdus philomelos 1
Fringilla coelebs 11
Coccothraustes coccothraustes 1
Regulus regulus 2
Phoenicurus ochruros 2
TOTAL 37


24/10/2011
Fringilla coelebs 50
Cyanistes caeruleus 1
Erithacus rubecula 4
Coccothraustes coccothraustes 22
Phoenicurus ochruros 2
Turdus merula 1
Regulus regulus 2
Emberiza cia 1
Carduelis spinus 6
Turdus philomelos 2
TOTAL 91

Si espectacular era el sitio, no menos espectacular era escuchar el ulular del cárabo (Strix aluco) que recorría todos los recovecos del valle desde el crepúsculo, haciéndose sentir a varios kilómetros de distancia.


Los dos últimos días de estancia los pasamos recluidos en la cabaña, en compañía de un nuevo integrante, Ivan Maggini, que aunque se sumó postreramente a nuestra aventura, pronto congenió con nosotros y nos hizo más agradable nuestra reclusión en la casa con juegos de mesa, vino y risas por doquier.

Cabe destacar también que durante los días que estuvimos en la estación, presenciamos al menos la huida de las redes de otro gavilán, una becada (Scolopax rusticola) y un cárabo.

En definitiva, una experiencia muy recomendable y que está al alcance de cualquiera, ya que la estación permanece abierta desde el 15 de agosto al 15 de noviembre y acepta voluntarios con todos los niveles de conocimiento sobre aves y en régimen de pensión completa gratuita.

Algunas fotos más:

Marce Romo y Andrea Galimberti anillando

Acentor común (Prunella modularis)

Foto de grupo de los españoles

Pinzón real (Fringilla montifringilla)

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)

Vista desde arriba

La estación de anillamiento

Resultados finales durante nuestra estancia:


Especie Núm
Fringilla coelebs 131
Coccothraustes coccothraustes 62
Erithacus rubecula 46
Carduelis spinus 18
Regulus regulus 16
Troglodytes troglodytes 9
Phoenicurus ochruros 6
Turdus philomelos 6
Turdus merula 3
Serinus serinus 3
Cyanistes caeruleus 2
Emberiza cia 2
Carduelis chloris 2
Prunella modularis 2
Fringilla montifringilla 2
Aegolius funereus 1
Turdus viscivorus 1
Accipiter nisus 1
Motacilla alba 1
Anthus pratensis 1
Total general 315

Gracias a Marce Romo, Alberto Plata, Fernando, Severino Vitulano, Andrea Galimberti e Ivan Maggini por unos días inolvidables.

martes, 1 de noviembre de 2011

La Lechuza de Tengmalm (Aegolius funereus)

La lechuza de Tengmalm (Aegolius funereus), también llamada mochuelo boreal, es una pequeña rapaz nocturna del tamaño aproximado de su pariente el mochuelo europeo (Athene noctua), de entre 22 y 27 cm. de longitud y 50-62 de envergadura.

Distribución europea de A. funerus ©Mikkola

Esta especie se circunscribe al holártico, encontrándose ampliamente distribuida por zonas climáticas boreales y montañosas, prefiriendo bosques de coníferas. En Europa ocupa grandes extensiones de los países más nórdicos, aunque también hay poblaciones más meridionales, posiblemente relictos de épocas post-glaciares. En la Península Ibérica encontramos la subespecie nominal funereus. Está catalogada como vulnerable y se localiza única y exclusivamente en los Pirineos, siendo Lleida la provincia con mayor concentración: casi un 70% de los 142 territorios que fueron controlados en 2002. Este dato contrasta con la estima de 50.000-180.000 parejas que habitan los bosques europeos.



Detalle del rostro de A. funereus
A nivel de identificación, su porte, la carencia de “orejas” y su singular disco facial que sugieren un gesto de “sorpresa”, la hacen inconfundible. Su cabeza es proporcionalmente muy grande con respecto al cuerpo, lo que la asemeja a un pequeño cárabo. Aunque su plumaje es bastante variable en color, siempre muestra un moteado acusado en dorso y cabeza y el contorno del disco facial blanco. Los jóvenes por su parte son de un marrón chocolate intenso y prácticamente uniforme.

Se trata de una rapaz estrictamente nocturna, que aprovecha la oscuridad de la noche y su gran sentido del oído para detectar micromamíferos incluso bajo la nieve, aunque también puede cazar pequeños paseriformes, macroinvertebrados y reptiles. Un dato curioso: ocupa antiguos nidos de pito negro (Dryocopus martius) para establecer sus nidos.



Recientemente tuve la oportunidad de disfrutar de tan preciosa ave durante una jornada de anillamiento en el Passo di Spino (Brescia, Italia), estación de esfuerzo constante en paso post-nupcial y donde está establecido el Progetto Alpi, que cuenta ya con un largo recorrido. El 21 de octubre de octubre capturamos un ejemplar en una de las 26 redes japonesas instaladas.

Ala desplegada de Aegolius funereus durante anillamiento científico

Como se aprecia en la foto, todas las primarias, secundarias y terciarias son de la misma generación. La carencia de plumas de generaciones distintas es un síntoma inequívoco de que estamos ante un juvenil del año (EURING 3, 1cy), aunque debemos de andar con precaución, ya que a menudo las diferencias entre generaciones distintas son muy sutiles.


Fuentes:
Rapaces nocturnas de Europa. Heimo Mikkola.
Rapaces nocturnas: Guía para la determinación de la edad y el sexo en las estrigiformes ibéricas. Iñigo Zuberogoitia, José Antonio Martínez y Raúl Alonso.
Aves de España. SEO/Birdlife.

lunes, 31 de octubre de 2011

Anillamiento en el Pinar de la Algaida (Puerto Real, Cádiz)

Hoy, ya de nuevo en casa después de mis últimos viajes (pronto habrá algun report), ha tocado estrenar mis recién adquiridas redes japonesas. El sitio elegido fue el Pinar de la Algaida (Puerto Real), que forma parte del Parque Metropolitano Marisma de Los Toruños y Pinar de la Algaida y por ende del Parque Natural Bahía de Cádiz. Nos quedamos en los aledaños de la Facultad de Ciencias de la UCA:

Pinar de la Algaida y Facultad de Ciencias de la UCA

En compañía de mi buen amigo Dani, comenzamos el montaje de las redes a las 11:15 aprox., en lugares que el día anterior había estado seleccionando personalmente. Sólo tres redes: una entre tarajes, cerca de la laguna hipersalina; otra también también entre tarajes en una zona algo deprimida y sombría; y una tercera entre matorral.

Para mi sorpresa, y a pesar de lo tardío del montaje por causas laborales, las ronda se sucedieron muy animadas, que sumado a la dificultad que entrañaba llegar a las redes debido a la vegetación, nos mantuvo bastante activos y apenas tuvimos tiempo de dar buena cuenta de nuestros bocadillos antes de las 14:30.

En total, desde las 12:30 hasta las 17:30, capturamos un total de 43 aves de 7 especies distintas. El desglose:

Castellano Científico Inglés Número
Curruca capirotada Sylvia atricapilla Blackcap 16
Mosquitero común Phylloscopus collybita Common Chiffchaff 10
Verderón común Carduelis chloris Greenfinch 7
Petirrojo Europeo Erithacus rubecula Robin 5
Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros Black Redstart 2
Curruca cabecinegra Sylvia melanocephala Sardinian Warbler 2
Pinzón vulgar Fringilla coelebs Common Chaffinch 1

Algunas fotos de la jornada:


En definitiva, una bonita jornada de anillamiento, dominada por migrantes e invernantes.

Fotos: Dani Maza

sábado, 11 de junio de 2011

Nota sobre fotografías en mi blog


En vista de los últimos comentarios recibidos y para evitar cualquier tipo de suspicacias, declaro lo siguiente:

- Todas (repito, TODAS) las fotos de aves en mano y/o nidos han sido tomadas durante jornadas de anillamiento científico, como mero documento gráfico de las labores realizadas.

- Dado que a fecha de hoy sigo siendo anillador en formación, TODAS las aves han sido anilladas y fotografiadas en presencia de anilladores debidamente acreditados.

- A pesar de ello, en la entrada sobre el nido del cárabo, aparece la etiqueta "Anillamiento científico" y aparece una PD en la que menciono que "es muy aconsejable que sólo se aproximen a los nidos personas que tengan cierta experiencia y con propósitos científicos y/o conservacionistas".

- El único fin de este blog es el simple hecho de transmitir y compartir lo que buenamente he aprendido sobre aves y naturaleza durante mi vida. No es mucho, pero es algo que con mi esfuerzo personal intento compartir siempre que tengo algo de tiempo.

- En ningún caso, en ninguna foto, se menciona localización del nido ni ningún tipo de información que pudiera suponer un problema desde un punto de vista conservacionista.

- Quien piense que por mi mente pasan pensamientos que contradigan la conservación de las aves o de cualquier otra forma de vida sobre este planeta, simplemente no me conoce.

Firmado: Pablo Barrena

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...